Los descendientes. "The descendants" 2011, Alexander Payne

Alexander Payne es uno de esos cineastas que ejercen como corredores de fondo. Película tras película, con el paso de los años va definiendo una carrera cuyas inquietudes avanzan parejas a la madurez de su estilo. Esto no quiere decir que "Los descendientes" carezca de la frescura de sus obras anteriores, sino que ha adquirido el poso de la novela de Kaui Hart Hemmings en la cual se basa.
El resultado es un film redondo y compacto, un perfecto ejercicio de comedia aplicada al drama y viceversa. El hallazgo de escenificar la tragedia de una madre moribunda en mitad de un paraíso como Hawai está presente en el original literario, paradoja que Payne ha sabido trasladar a la pantalla con el comedimiento que le caracteriza. Sin enfatizar las lágrimas y empleando el humor como cortafuegos, "Los descendientes" consigue mantener el equilibrio durante todo el metraje gracias a su tono mesurado y al trabajo de los actores.
George Clooney resuelve con convicción las dificultades de su personaje, un marido cornudo que trata de solucionar las diferencias con su mujer cuando ésta se encuentra en coma tras un accidente. Conflictos inmobiliarios y de linaje se suman a la relación entre el padre ausente, encarnado por Clooney, y sus hijas díscolas, lo que añade peso a la trama. Con estos ingredientes, un director menos lúcido y menos precavido que Payne hubiese cocinado un plato rico en azúcar, con su moraleja complaciente y su final aleccionador. "Los descendientes" tiene un desenlace y trata de comunicar algo al espectador, la diferencia está en que Payne sirve a sus comensales con respeto e inteligencia, algo no demasiado común en la cartelera predominante. El truco es el de siempre: una narración siempre atenta al desarrollo de los personajes y al servicio de la historia. Voilà. Alexander Payne en estado de gracia.
A continuación, "Arrondissement", el fragmento que cierra la película de episodios "Paris, je t´aime" del año 2006, en la que Payne dejó su impronta. Que lo disfruten:

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario